vendredi 20 juin 2008

Un regalito amazónico...

DC Archives - Wonder Woman 1... Que me hecho yo misma a mí misma, vaya. Nada menos que el primer Archives de la Gonder Coman, con la primera aparición absoluta del personaje y las primeras historietas de los años 40, a cargo de sus creadores, el psiquiatra William Moulton Marston y el artista H. G. Peter. Por poco que me conozcan, ya sabrán que soy una auténtica apasionada del personaje -incluso le tengo dedicado un blog, Sufriente Safo, que por cierto aprovecha el nombre de uno que tenía hace un tiempo, el antecesor de la Perse-, así que este tomo no podía faltar en mi cole. Hacía muuuucho tiempo que suspiraba por él, pero era demasiado caro para mis posibilidades. Ahora, gracias a una serie de circunstancias que no vienen a cuento, me he decidido a hacerme con él, tras esperar un mesecito o así a que me llegara vía Previews. Ya sé que es una chorrada, pero me hacía tanta ilu que no he podido resistirme a compartirlo con ustedes. ¡Loada sea Atenea!
DC Archives - Wonder Woman - backcoverSi le quitan la sobrecubierta, se ve una chulada... No se aprecia bien, pero la encuadernación es como si fuera de piel, con doraditos y tal... Como el Absolute Clavos Rojos ed. limitada, vamos.
DC Archives - Wonder Woman 1 sin sobrecubierta¿Mola o qué?

jeudi 19 juin 2008

FROSTBITEN. 30 DÍAS DE NOCHE

Frostbiten. 30 días de nocheNo, no se engañen: esta peli no tiene nada que ver -en principio- con el tebeo de Steve Niles y Ben Templesmith, ni con la reciente adaptación cinematográfica del mismo. Bueno, tener que ver, tiene que ver, pero no es lo mismo, vaya. A ver si me explico.

Verán, ésta es una película sueca, y también trata de vampiros... En una villa en la que, como ocurría en el tebeo y la peli citados, también hay treinta días sin sol. Ahora bien, más allá de esta, ejem, coincidencia, poco más hay en común. Donde encontrábamos una historia oscura, casi apocalíptica, y con un tono grave y tremebundo, aquí tenemos en cambio una peli ligera, con abundancia de escenas humorísticas y una serie B con todas las de la ley. Una peli palomitera de autocine, por y para adolescentes, tan chorra como, en el fondo, divertida.

La trama es simple: una mamá y su hija adolescente se mudan a un pueblo escandinavo tan al norte que se encuentra en el periodo en el que hay 30 días de noche. La señora, médico, tiene interés en un singular investigador que tiene una única paciente, en coma... La cosa se va liando, y la "medicación" que usa el investigador, unas pastillitas rojas que convierten a la peña en vampiro, terminan en una fiesta juvenil dentro del ponche...

Al final, todo el asunto es una excusa para darnos un festín de sangre, acción, chistes malos y cachondeo. La dirección no es que sea impecable, pero es efectiva y el resultado es tan entretenido como puede serlo una peli de su clase. Choca un poco ver una peli sueca (cuánto daño has hecho, Ingmar Bergman) tan... a ver, superficial y chorra, pero yo fui de las que se partió viendo El séptimo sello (hay que reinvindicarla no sólo como la obra maestra que es, sino como peli con grandes momentos humorísticos), así que no debe ser tan raro. En fin, como curiosidad y para echar unas risas se deja ver. Y por cierto, a ver si adivinan cómo llegué hasta ella...

dimanche 15 juin 2008

LA NIEBLA (The Mist), de Frank Darabont. Pueeees...

La Niebla (The Mist), de Frank Darabont... No me ha gustado. A ver, con esta peli había conseguido un par de cosas: primero, que unas cuantas personas me preguntasen si la había visto sin decirme siquiera si les había parecido buena o no; y segundo, que empecé a verla sin tener la más remota idea de qué iba. En estos tiempos interneteros, no es poco.

¿Me había creado, pues, expectativas? Pues no sé. Al director, Frank Darabont, lo conocía de dos películas: Cadena perpetua y La milla verde, que me parecerieron dos películas muy hábiles y excelentemente dirigidas. Cosa que tienen en común con ésta, por cierto. La verdad es que Darabont me parece un director estupendo: dirige muy bien a los actores, le da ritmo a sus películas, sabe cómo introducir los giros en el argumento, cómo crear tensión e intriga, y darle además a sus pelis un encantador aire a serie B, pero bien hecha. Sin abusar de efectismos, sin pirotecnias, a base de crear un buen conjunto. En realidad, tanto a nivel interpretativo como de dirección me parece una muy buena película: nada que objetar por esta parte.

Ahora bien, la película, como decía, no me ha gustado. Y no puedo achacarlo a otra cosa que al guión, o mejor dicho, a la base, ejem, literaria de la que partía. Sí, Stephen King, la fábrica de novelas de consumo con patas y pelos. Que éste no es un Shakespeare no lo descubriremos ahora, pero es que, además, en esta historia lo que yo considero sus defectos más desquiciantes se hacen particularmente patentes. Una historia tramposa, en la que lo que ocurre no son más que excusas para llevar a situaciones que el escritor quería describir, o sea: un supuesto estudio de la "naturaleza humana" tan simplón, chorra y maniqueo que es más bien de vergüenza ajena. Los personajes no son más que arquetipos que, para colmo, hacen explícito su punto de vista "filosófico" en parrafadas más bien delirantes, cargantes y que se cepillan de un plumazo la credibilidad de cualquier cosa que puede ocurrir a partir de ahí (y es que ya se ve venir): cada uno escribe su propio destino simplemente por lo que dice. Se crea, por lo demás, una oposición de contrarios abstractos -convenientemente personificados- muy de blanco y negro, muy de pintura gruesa y de moraleja de manual de catequesis. Pretencioso, encima. Se podría haber contado la misma historia de forma mucho más honrada, pero no: había que darlo todo muy mascadito. Cuando pienso, por ejemplo, en La noche de los muertos vivientes o Amanecer de los muertos, de George Romero, pelis con las que hay no pocos puntos en común, esta nieblica se me escurre de entre los dedos: viva la diferencia, amiguitos.

mercredi 11 juin 2008

30 días de oscuridad, o de noche: sangre sobre la nieve

30 días de oscuridad, o de noche
Película basada en el cómic "30 días de noche", de Steve Niles y Ben Templesmith, que leí hace una temporadita y que, sin parecerme malo, terminé revendiendo al considerar que no era un tebeo que valiera la pena conservar. Y es que la premisa, muy ocurrente a primera vista, termina agotándose con facilidad. Supongo que ya saben que la cosa trata de vampiros que van de listos: aprovechando que en un pueblecillo situado muy pero que muy al norte de los USA hay un mes entero en el que no sale el sol, van para allá con la intención de ponerse las botas a base de zamparse a sus habitantes. La cosa deviene un survival horror más o menos típico, entretenido pero que tampoco quita el sueño, con un dibujo, digamos, rarito del Templesmith. Eso, por lo que hace al tebeo.

La peli es bastante fiel a su fuente (Steve Niles es uno de los guionistas), aunque desaparecen, con buen criterio, los subargumentos que se incluían y que habrán tenido continuación en las secuelas del cómic (supongo, yo no las he leído). Lo que ocurre es que, claro, los habitantes de Barrow -el pueblecillo- no es que tengan excesivos recursos para enfrentarse a la panda de vampiros, con lo que la cosa se convierte en un auténtico festín de nieve ensangrentada y supervivientes acurrucados en escondrijos (lo cual da un déja vu bastante horripilante, pero claro, de eso se trata). Luego hay muchos momentos en los que no te explicas cómo se las han arreglado tales o cuales personajes para que no se los zamparan ("¿pero a ese no le estaba siguiendo un vampiro? ¿Ande sha metío?" y tal), y la lucha y sacrificio final son, pues... ¿peliculeros? En fin, la parte buena es la ambientación, la acción y el gore que, sin faltar, tampoco resulta exagerado (y sí, también hay cámara "epiléptica" a lo Soldado Ryan/ 28 días/ semanas después).

En suma, una peli entretenida, con interpretaciones convincentes (aconsejo verla en VO, que la peña tiene una forma muy curiosa de hablar), con algunos momentos bastante logrados y, en fin, una pieza de cine fantástico que merece su visionado. A mí me ha gustado más que el tebeo, aunque tampoco era difícil. Y aunque tuviera de antemano chafado el argumento...
Búsqueda personalizada
 

Followers