dimanche 15 novembre 2009

Halloween (2007), de Rob Zombie

Halloween 2007 de Rob Zombie
Arf. Al amigo Rob Zombie yo lo conocía, pobre Yorick, de su banda de caña-metal, los White Zombie, desde la época del Astro Creep 2000... Después lo he ido viendo por algunos comics, haciendo guiones y tal, y también me enteré de que había hecho cosas en el cine, pero hasta hace muy poco no había visto ninguna película suya. Y es que, a ver, a mí John Carpenter me gusta. Pero que mucho, mucho. Y, pese a que ya hace muuuchos años que vi La noche de Halloween, la original, guardo un entrañable recuerdo de aquella máscara blanca que aparecía de vez en cuando en segundo plano, de aquel doctor Loomis, de una jovencísima Jamie Lee Curtis en los inicios de su screamqueenismo... Un remake de este tipo de películas nunca parece una buena idea a priori, aunque luego nos llevemos, muy a la larga, alguna buena sorpresa (como el prometedor debut del luego no-tan-afortunado, o sí, según se mire, Zack Snyder). Total, que Rob Zombie se lió la manta a la jeta y se puso a hacer la ya novena peli de Halloween que, en un dos-en-uno en toda regla, nos trae en más o menos su primera mitad algo así como la precuela de la saga y, en la segunda, el remake propiamente dicho.

Dicho rápido. La primera parte está bien. Algunos diálogos marca de la casa, la presencia de la siempre atractiva Sheri Moon Zombie -otro día les cuento maravillas de The Devil's Rejects-, una de las Vírgenes Suicidas de Sofia Coppola aireando las mamellacas, todo un clásico como Malcolm McDowell de doctor Loomis, el "Machete" de los fake trailers de Tarantino & Rodriguez por ahí... Mucha cosa para darle alegrías a una buena frikicosica como servidora. Pero claro, el rollo de darle un origen, casi una justificación en plan "quién soy y cómo llegué a serlo", hace que se pierda de un plumazo todo ese misterio que sí tenía el Michael Myers de la peli original. Y claro, la segunda parte de la peli pierde enteros en tanto peli de género. No da miedo. Ni inquieta. Y ya te la sabes. Vamos, que tiene sus momentillos, y Rob, sin ser un Kubrick tras la cámara, se defiende con bastante solvencia y no llega a ser del todo un fiasco. De todos modos, debo reconocer que, justo a continuación de ésta, vi The Devil's Rejects y, jolines, viva la diferencia. Me gustó tanto que creo que incluso mi apreciación por este Halloween 0-0,5 pueda haber escalado puestos en mi frikirank por su culpa. Así que mejor me guardo cosas y otro día les cuento algo de la que realmente me ha molado de Rob!, perdón, Rob Zombie.

Por lo demás, la banda sonora mola para sentir el poder del metal más clasicote: Nazareth, Blue Öyster Cult, Kiss, Alice Cooper, The Misfits... Aquí les dejo el Tom Sawyer de Rush. ¡Que aproveche!

lundi 2 novembre 2009

Infectados (Carriers)


Infectados (Carriers)
A veces lo peor que puede pasarnos con una película es esperarnos de ella algo determinado. Y claro, ésta prometía ser otra más en la tradición de 28 días después-28 semanas después, o sea, a salir pitando tocan, que los infectados corren que se las pelan y tal. Lo cierto es que el tráiler de esta peli, Infectados, espoilea demasiado... En fin. Vale, que dos directores patrios  -Àlex Pastor y David Pastor- han dirigido esta peli -supongo que, tras el éxito de REC y su secuela, por no hablar de la misma 28 semanas después, algunos productores avispados están echando el ojo por la piel de toro-, y que servidora, esperando ver carreritas con cámara epiléptica en mano, ahora en formato road-movie, la ha visto... Y me he quedado un poco chof, reconozco.

A ver, la peli tiene algunos toques artie -como los segmentos de principio y final-, una trama muy centrada en los cuatro protagonistas, y una especie de intento de hacernos reflexionar sobre el egoísmo al que las circunstancias pueden abocarnos, donde prime el instinto de supervivencia y tal... Y trata de justificárnoslo sin cortarse un pelo en moralinas políticamente incorrectas, digamos. No falta el guiño crítico respecto al cristianismo, algo tan del gusto de los "artistas" de nuestro país... O eso pretenderían ellos, digo yo, que tampoco es que esté una en su cabeza. Ahora bien, la peli, para mí, naufraga en varios aspectos. Primero, que es francamente aburrida, por predecible, por tirar de resortes demasiado vistos -por ejemplo, los "sustos", desde el clásico sueño hasta la situación de tensión forzada en la que, oh, era un gato -un perro, en este caso-, por ser una especie de peli de zombis-contaminados pero con las escenas de zombis-contaminados eliminadas del montaje... Bueno, al menos no tira de cámara epiléptica, pero tampoco es que nos traiga ninguna innovación ni recurso alternativo de mención que a mí, al menos, me haya llamado la atención. Resumiendo, que ni fu, ni fa. No diría que es mala, y los protas están todos muy bien cada uno en su papel -me gusta mucho el hermano chuleta, que es nada menos que Chris Pine, el capitán Kirk en la nueva Star Treck-. Pero no sé, no ha conseguido engancharme; la trama está tan tramposeada como es normal en el subgénero, pero sin que tampoco los efectismos, la acción y la tensión ganen demasiado con ello, y la sensación final es un poco de vacío; culpa de las expectativas, como les decía al principio, quizá. Pero por ahí he leído críticas en las que la dejaban bastante bien, así que imagino que, como siempre, es cuestión de perspectiva. A mí, repito, no me ha convencido. Lo cual no quita que espere el próximo trabajo de estos directores que, aunque parezca ahora que me contradigo, me da la impresión de que pueden firmar algún trabajo o trabajos más que interesantes. Tiempo al tiempo.
Búsqueda personalizada
 

Followers