samedi 7 juillet 2007

Femmes fatales y pelos como escarpias: Franz von Stuck.


Jolines con el von Stuck. No sé ustedes, pero a mi me pone los pelos de punta. A ver... yo no es que entienda un carajo, pero me da la impresión de que el hombre tenía una visión de la guerra de sexos, por así decir, bastante cañera... Y políticamente incorrecta, para qué decir otra cosa. Bueno, el cuadro de aquí arriba es el famoso Pecado, y ya habrán reconocido a Eva y la serpiente... hay que decir que este cuadro tiene porrón de versiones, aunque ésta es quizá la más molona.

Vean si no: Batalla por una mujer....

Judith y Holofernes...

Salomé...

El asesino...

Infierno...

Y Esfinge. Y ahora, a ver, por un gallifante: ¿qué tienen en común todos estos cuadros?

Tic, tac, tic, tac...

Vale, lo han adivinado: en todos ellos la mujer da muy mal rollo, y el hombre, si sale, tiene un papel de víctima de la vamp de turno. Von Stuck se las conoce bien, a las femmes fatales del canon clásico, griego o semita: Helena (también le dedica algún cuadro, pueden buscar), la Esfinge, las Furias, Judith, Eva, Salomé... Vaya, que el hombre parece que tenía una cierta visión de los sexos en general y de la mujer en particular no precisamente halagüeña. Parece ser que a Hitler le molaba, este pintor, para colmo de males... No sé, Stuck puede ser que aparente ser un cabroncete misógino, pero yo le doy otra lectura, pues otra es mi impresión.

A ver: vale que la mujer tiene algo de peligroso, de letal incluso, pero al mismo tiempo, ¿verdad que es casi increíblemente bella? ¿Misteriosa, intrigante? ¿Poderosa, altiva? Se harán una idea... que es la leche, vamos. A mi me recuerda un poco el caso del Satanás de Milton... en teoría, el malo de la película, pero más chulo que un ocho verde pistacho. Me da a mí que al tipo -como por lo demás a otros "misóginos" famosos, véase Nietzsche, por ejemplo- le debían perder las hembras, pero temían su poder... sí, su poder. Ya saben, ellos proponen y nosotras disponemos; prerrogativa antigua y algo puñetera para según quienes; las calabazas y tal.

Bueno, que no voy a taladrarles más con las cosas estas, que al final es un pintor que me flipa y listo. Da un poquito de yuyu, vale, y será políticamente incorrecto, también, pero yo me podría pasar el día mirando sus cuadros. Morbosa que es una.

Fuente de las imágenes.

1 commentaire:

Anonymous a dit…

Holaaaa!!

Un post buenísimo, sí señorita! Creo haber visto algunos cuadros de este pintor, pero me has culturizado bastante. Es una mancha negra el que fuera admirado por el Führer... pero me encantan sus cuadros. Vamos, es como Wagner, jajajaja... me encanta, pero repelús todo lo que tenga que con ese tipo llamado Adolfo.

¿Qué puedo decir acerca del tema que mencionas de la femme fatale? Creo que es una de las piedras angulares de la Historia del siglo XIX. Vámonos a la literatura y encontraremos mujeres inquietantes en Poe, una mujer dividida y destrozada en 'Madame Bovary', la Nora de Ibsen... y tantas y tantas otras.

Es el momento histórico en el que las mujeres comienzan a dar pasos hacia una independencia, las sometidas tanto tiempo, las siempre temidas. Cita: 'No me fío de un animal que sangre durante cinco días y no muera (South Park)'. No es cita coetánea, además no es seria... pero, desgraciadamente, sigue vigente la discriminación.

Todos esos artistas han ensalzado a la mujer malvada, la casquivana, la que tan diferente es de la mujer madre. Y no saben el favor que nos han hecho al retratar a esas mujeres peligrosas, pues con sus obras nos reafirman en nuestra identidad, pues más bellas e interesantes son que todos los ángeles del Cielo.

Hablar de Lucifer de Milton sería ya extenderme demasiado... además, creo que el post posiblemente ya está suficientemente repleto de inexactitudes (mil perdones, culturilla limitada), pero es la cañaaaa. Además, ¿quién no ha querido ser nunca Dios? ;)

Muchos besos, preciosa, hasta pronto!!

Tish

Búsqueda personalizada
 

Followers