mercredi 25 juillet 2007

Godspeed you! Black Emperor. Viaje al centro de la (de)mente.

Godspeed You! Black Emperor
De todo tiene que haber en la viña del señor, hasta grupos "musicales" -dejémoslo en "sonoros"- como estos Godspeed you! Black Emperor. Si hay algo que pueda definirlos es la palabra "raros", aunque el espíritu de nuestra época guste de festejar la rareza hasta convertirla en norma. En todo caso, se salen bastante del tipo de sonido que recibe más aceptación en nuestras sociedades; sin duda. De todos modos, como las sensibilidades también son muchas, haberlos haylos y haylas también que nos dejamos seducir por sonoridades alternativas a las mayoritarias (que lo son de forma contingente, aunque muchos y muchas se empeñen en convertir el número en valor, desde un lado y desde otro; ¿qué hay más absurdo que discutir sobre gustos? Hacerlo apelando a criterios cuantitativos, claro).

El caso: GYBE es un grupo canadiense, que cuenta con un número indeterminado y al parecer variable de miembros, que ha publicado tres discos oficiales, un EP y una cassette (inencontrable) y que destaca, entre otras cosas, por el hermetismo y, correlativamente, el misterio que rodea a sus componentes. No dan, en efecto, mucha información sobre sí mismos, apenas conceden entrevistas, y en los conciertos tocan prácticamente a oscuras y como si fueran autistas. Pero como de lo que se trata es de su música, y no de invitarles a tomar café, podemos pasar de ese tipo de cotilleos e ir al grano.

Dicho de manera general: sus "canciones" (por decir algo) son muy, muy largas (si tomamos como referente la música pop-rock, vamos). Dentro de su discografía, y tomando los títulos generales (a veces se subdividen en partes) el tema más corto, Moya (del EP "Slow Riot for New Zero Kanada") pasa de los diez minutos, y el más largo, Motherfucker=redeemer (de su último largo hasta la fecha, "Yanqui U.X.O.") de la media hora. Hay que echarle algo de paciencia, pues, más siendo así que no es el tipo de música que entra a la primera -a no ser, supongo, que el oyente u oyenta de turno esté curtido o curtida en las cosas de la música contemporánea, el post rock, la avant-garde...-

La estructura de las canciones es variable y variada. Hay un parámetro, de todos modos, más o menos habitual: el avance progresivo. Esto es, hay partes que comienzan de modo lento, con pocos instrumentos, y poco a poco la intensidad, la velocidad y la suma de instrumentos va creciendo hasta desembocar en una "explosión" sonora que, cuando ya ha conseguido dejarte sembrado o sembrada, da un giro hacia otros pastos musicales que aumenta más, si cabe, las sensaciones de desconcierto. GYBE utilizan toda clase de artefactos para conseguir las atmósferas sonoras que les apetece crear. La base suele ser la clásica del pop-rock (guitarra-batería-bajo), a los que se añaden instrumentos orquestales -cuerdas-, glockenspiel, cuerno francés, ruidos -algunos reconocibles, otros vete tú a saber-... No cantan, pero hay voces en algunas piezas: una entrevista a un predicador callejero en BBF3 (del EP mencionado), un anciano rememorando tiempos mejores en Sleep (de "Lift your Skinny Fists like Antennas to Heaven"), o unas niñas hablando y canturreando en francés en Antennas to Heaven (del disco citado anteriormente), por ejemplo.

Teniendo en perspectiva toda su discografía, hay que reconocerles que tienen bastante variedad en cuanto a cómo suenan los diferentes temas, y las partes de cada uno de estos, entre sí, en especial por lo que hace a los arreglos. Hay quien les critica por abusar de la estructura calma-tensión creciente-orgasmo-vuelta a empezar, pero acostumbrados al chicle estrofa-estribillo-estrofa-estribillo esto es la pera limonera. Ahora, si me lo comparan con Wagner... mejor olvidarse de estos jueguecitos y escuchar sin prejuicio. A mí me encantan. Por las sensaciones que me transmite, supongo. Es un tipo de música con la que puedo cerrar los ojos y dejar vagar la imaginación... Algo tan simple como eso, y tan encantador. Hay partes oníricas que invitan a que la fantasía se desborde con imágenes y relaciones extrañas. Otras que me bajan las constantes y me dejan con la mente en blanco. Otras más épicas y estimulantes. Como ven, todo muy tópico y como muy adolescente. Vale, culpable de todos los cargos. En fin: por si se animan a escucharlos y quieren saber algo más, les dejo el consabido enlace con la Wikipedia, donde tienen entrada en castellano, y el enlace a su página oficial, de donde ha salido la foto que adorna la entrada. Más, en su buscador amigo.

Aucun commentaire:

Búsqueda personalizada
 

Followers